Carolina Jerrerra

O de cómo existe un inglés sólo para gente que habla español…

El chiste es viejo. Va un tío a un bar y dice:

—Ponme un «Güait Leibol».

El camarero piensa: «Menudo pedante.»

Al día siguiente, el tío dice:

—Ponme un «Güite Label».

Y el camarero piensa: «Menudo paleto.»

Por fin, al tercer día, el tipo decide pronunciar una palabra bien y la otra mal y dice:

—Ponme un «Güait Label»

Y el camarero, botella de White Label en mano, se seca una lágrima de orgullo y le pone un dedo de más: por fin alguien que sabe pronunciar en inglés como dios manda.

Me encanta ver películas en la tele: suele haber tantas pausas publicitarias que uno puede hacerse un té y echar un vistazo al Facebook. O, por supuesto, ver en bucle esos anuncios de perfume de Carolina Herrera, cuyo nombre escuchamos americanizado en Carolina Jerrerra.

En total, he vivido casi una década años en países anglosajones y me llamo Íñigo: para bien o para mal soy alguien esdrújulo y con «ñ». Sé lo que es que la gente no acierte a pronunciar tu nombre, pero jamás se me ocurriría responder por algo que suena parecido, pero sin serlo realmente. De ahí que ese «Jerrerra» me tenga tan alucinado.

No es mi intención dar lecciones de nada (a fin de cuentas, tanto en este blog como en mi cuenta de Twitter alterno entre mi lengua materna y mi segunda lengua, al igual que sucede en mi vida). Sí pretendo, sin embargo, que tengamos muy claro a quién nos dirigimos. Porque, como sucede en el chiste, vivimos en una cultura falsamente bilingüe. Una en que la línea que separa al cosmopolita del pedante y al minucioso del paleto depende del humor de tu interlocutor.

Mis tácticas, al respecto, son dos: 1) procurar dar con algo que no avergüence a un hablante nativo [aún recuerdo una película que se anunciaba como «Murder at mil seiscientos», como si los números se dijeran igual en inglés que en español] y 2), evitar, en la medida de lo posible, todo asomo de afectación y no corregir nunca a nadie: si el resto del mundo dice «Stones» y nosotros «Rolling», pues bien está. Y si nos gusta que Bruce Willis y Kevin Costner hablen como si hubieran nacido en Madrid, oye, perfecto.

Como si fuéramos los únicos

Feliz navidad, nos vemos con el nuevo año.

quote-elegance-isn-t-solely-defined-by-what-you-wear-it-s-how-you-carry-yourself-how-you-speak-carolina-herrera-13-8-0850

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s