Fracasa otra vez (y II)

Hace nada, una revista culta pero nunca aburrida, Paris Review, nos ha sorprendido con una joya: una selección de aforismos de . Y entre ellos se encuentra esta sentencia, que traduzco de la traducción inglesa:

“La mayoría de las decisiones morales son tan simples como la aritmética básica; de igual modo, los fracasos no tienen que ver con conocimiento de cada cual, sino con su formación social.”

Lo comento al hilo de algo que recogía la BBC hace poco: cómo un post del italiano Adriano Destro, en el que “celebraba” no haber podido conseguir un ansiado empleo en Facebook, había servido para reivindicar el papel del fracaso. El meollo de lo que dice se resume en esta cita:

“‘Tendemos a compartir nuestros logros y a ocultar nuestros fracasos’, escribió Destro, un analista digital de 25 años, graduado de la escuela de negocios con sede en Napoli, Italia. ‘Pero en la vida no sólo hay historias de éxito, sino de personas que la mayor parte del tiempo fracasan y vuelven a intentarlo con más hambre y motivación que nunca. Sólo he hecho un 1% de lo que me queda aún.'”

Todos, absolutamente todos, tenemos nuestros fracasos personales. Sabemos que somos falibles. Lo mismo sucede con las empresas.

Hace tiempo que sabemos que ha llegado la hora de asumir que ahí hay más de una historia de contar.

shutterstock_exploding_battery

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s