“Hace mucho frío ahí fuera”

El Guardian tiene una serie sobre el bullying en el trabajo que se me antoja muy, muy necesaria.  Sobre todo en nuestro país, tan… frígido a la hora de admitir que algo puede estar yendo mal o muy mal. Tal vez mis lectores jamás se hayan topado con estas cosas –lo dudo–, pero, de ser así, les explicaré de qué se trata. 

Hay gente que acude el trabajo a trabajar y hay quien lo hace como si jugara a las sillas. (Ya sabes, como si todo lo que importa es creer que siempre hay una silla menos que jugadores y el que no corre al rincón.) 

Ninguno de ellos es perfecto, pero la diferencia está clara. 

Por lo general el segundo es del tipo que suelta frases como “Hace mucho frío hay fuera”, cuando una crisis, cualquier crisis, parece amenazar el status quo de la oficina.

Da igual qué valores defienda la organización para la que uno trabaja. Jode más cuando sus cabezas visibles se indignan por la desigualdad que impera en el mundo, pero yo al menos he visto insignes valores del progresismo comportándose como si entre las palabras y los actos mediara la misma diferencia que entre el agua y el aceite. 

Sin embargo, gente que busca hacer la vida imposible siempre ha habido mucha. Eso ni es nuevo ni es tan importante. Lo que de verdad no queremos ver es que si tienen éxito es porque tienen CÓMPLICES. Gente que ve y sabe lo que pasa y que con la excusa del frio que hace fuera se calla la boca. Es como esa gran verdad sobre los cotillas: “No me cuentes lo que dicen de mí; explícame mejor por qué se sentían cómodos contándotelo”.

He sufrido el mobbing. He visto a muchos amigos sufrirlo. Las secuelas son las que son. Creo que ya es hora de hablarlo, y de paso tal vez podamos recordar que en tiempos de tanta “marca personal” y tanta “empatía” no es lo que decimos lo que mejor nos define, sino lo que hacemos y dejamos de hacer. 

De igual modo que hay quien ve una patria pero no ve al vecino, hay quien cree en la bondad de una empresa que pisotea a sus empleados. El silencio hasta ahora ha sido el único parche. 

Tal vez haya otras alternativas. 

La gente asume erróneamente que los matones tienen baja autoestima, pero su comportamiento es en realidad un mecanismo de respuesta a la vergüenza que han interiorizado. Aunque algunas personas que viven con vergüenza tienen baja autoestima, aquellos que se comportan como matones tienden a tener una alta autoestima y un orgullo descompensado. Atacan a otros para evitar sentir la vergüenza que llevan dentro- lo que les permite permanecer inconscientes de sus sentimientos. (…) Atacar a otros no sólo borra la vergüenza que sienten, sino que también estimula la experiencia del poder. Aunque los matones degradan a otros en un intento por sentirse superiores, no son conscientes de lo mal que se sienten acerca de sí mismos, pues gracias a su comportamiento, sus propios sentimientos de inadecuación permanecen ocultos. Degradar a otros oculta la vergüenza de su conciencia. Si un matón degrada a un compañero de trabajo y el compañero de trabajo responde en especie, el matón sólo verá el mal que siente que le ha causado ese compañero, y no tendrá ni idea de que el comportamiento del compañero es una respuesta a lo que él ha causado.(…)Toda iniciativa para lidiar con los matones no funcionará si se basa en la creencia de que un matón es consciente de su vergüenza, o que es capaz de sentir remordimiento. La manera de lidiar con los matones es unirse con otros compañeros de trabajo. Agruparse contra un matón proporcionará a las personas que son objeto de mobbing el apoyo necesario para asumir sus sentimientos, ya que corren riesgo de aislarse. Al unirse y discutir el comportamiento del matón, los compañeros de trabajo pueden contener el matón, que, con su comportamiento expuesto, pierde el poder de aterrorizar – y se enfrenta a la amenaza del aislamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s