¡Pasta ya!

Debo reconocerlo: aun a pesar de que yo también escuchaba a los Fun Lovin’ Criminals entronizar a John Gotti como rey de NYC, los vi cocinar en GoodFellas y he oído hablar de sus libros de recetas, jamás de los jamases habría dado un duro por una franquicia de comida que toma su nombre de una organización criminal, responsable de algunos de los asesinatos más cruentos.  

Si lo comento no es por poner verdes a aquellos capaces de crear una página de RSC para una franquicia que nombra a quienes han asesinado a más de mil inocentes en el último siglo y medio, sino por el poder tan absoluto –absolutorio, más bien– que tiene la ficción: uno se olvida de la realidad y sólo recuerda obras maestras del cine.

Michael-shoots-Sollozzo-and-McCluskey-from-The-Godfather

En otro mundo, llamar a una cadena de comida “La Mafia se sienta a la mesa” sería como abrir un Asador Josu Ternera frente a un cuartelillo de la Benemérita. Una absoluta temeridad.

En el nuestro, donde toda referencia cultural es celebrada, estos ejemplos son muy reveladores.

Debo decir que aún no he comido allí, ni pienso hacerlo. No por animadversión, sino porque tengo una escena en grabada en mi mente que se niega a dejarme: la de una niña que vuela por por los aires por culpa de un bombazo ordenado por Al Capone al comienzo de Los Intocables de Elliott Ness.  La cultura, otra vez, distorsionándolo todo.

En cualquier caso, buon appetito!

       

      Responder

      Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

      Logo de WordPress.com

      Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

      Imagen de Twitter

      Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

      Foto de Facebook

      Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

      Google+ photo

      Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

      Conectando a %s